Carlos Sánchez-Tembleque Ponte

El músculo económico y la gestión de los puertos exigen la creación de una zona franca en el norte de Galicia

$registro->{autor_nombre} El músculo económico y la gestión de los puertos exigen la creación de una zona franca en el norte de Galicia Por Carlos Sánchez-Tembleque Ponte

Sobre el incremento de las exportaciones gallegas, especialmente, de nuestra área metropolitana y la necesidad de crear una zona franca.

En los últimos meses ha saltado a la prensa económica gallega la noticia del avance exportador de los últimos años en Galicia y del liderazgo de la provincia de A Coruña, que se concreta en el sector textil y por tanto en nuestra área metropolitana.

Tradicionalmente en Galicia ese liderazgo exportador lo había ostentado la provincia de Pontevedra con su potente sector de la automoción de Vigo. Pero en las últimas décadas el ímpetu exportador de la industria textil que bascula alrededor del gigante Inditex de Arteixo aumenta las capacidades exportadoras de Galicia y, sin reducir el potencial del sector exportador de la automoción gallega, se ha potenciado en el último decenio el sector exportador textil. De esta manera la provincia de Coruña se ha convertido en la 4ª provincia exportadora de España tras Barcelona, Madrid y Valencia y a Galicia en la 6ª región que más exporta tras Cataluña, Andalucía, Valencia y País Vasco.

Las actividades del automóvil y el textil y confección siguen siendo los sectores exportadores más importantes de Galicia, ambos suponen la mitad de las exportaciones de Galicia,  pero mantienen tendencias muy distintas: mientras que la automoción se estanca e incluso se reduce ligeramente, el textil se dispara en la provincia del norte alcanzando montantes que en 2017 doblan a la automoción.

En el mes de septiembre algunos medios gallegos en base a este cambio de paradigma económico (que demuestra otra vez el liderazgo económico indiscutible que en los últimos decenios ha alcanzado el área metropolitana coruñesa en Galicia) plantearon una interesante propuesta: la creación de una zona franca para impulsar ese músculo exportador y el puerto exterior de Langosteira.

Qué es una Zona Franca y qué ventajas tiene

En este momento el puerto de Coruña dispone de un Depósito Franco, que es una versión reducida de una Zona Franca. Desde la entrada en la Comunidad Europea las zonas y depósitos francos se consideran figuras dinamizadoras de la economía, estimulando las relaciones de comercio exterior entre países, generando empleo y favoreciendo los intereses de las empresas que en ellas se instalan. La Comunidad Europea concibe ambas figuras como puntos de entrada de productos de países terceros, en esos puntos se acumulan las mercancías y no se les aplica ningún tipo de impuestos o aranceles.

La figura más reducida de Depósito Franco se limita a una nave cerrada de dimensiones limitas. Una Zona Franca es un parque abierto que puede funcionar como centro logístico para almacenar mercancías a la espera de su reenvío a otros lugares ya sea dentro o fuera de la Unión Europea.

La ventaja de contar en un territorio con una de estas figuras es obvia y en orden creciente (obviamente es mejor una Zona Franca que un Depósito Franco por la mayor dimensión de la primera). Un territorio con Zona Franca cuenta con un parque logístico de dimensiones importantes que impulsa las exportaciones e importaciones en ese territorio, el movimiento de mercancías en los puertos, el crecimiento de las empresas exportadoras (y no exportadoras como proveedoras de las primeras) en el hinterland de la región urbana y por tanto la creación de riqueza y empleo, el mayor uso del ferrocarril, carreteras y aeropuertos, potenciándose por tanto el ámbito urbano y el aumento de población.

En España hay 7 Zonas Francas: Cádiz, Sevilla, Barcelona, Vigo, Tenerife, Las Palmas y hace dos años se ha creado la de Santander, impulsada por el anterior Ministro de Fomento Íñigo de la Serna (que anteriormente había sido alcalde de Santander). Buen ministro para su ciudad que deja en Santander, aparte de un tren de cercanías, una Zona Franca.

Ventajas para Galicia de crear una nueva Zona Franca en el eje Coruña-Ferrol

Es necesario la puesta en marcha de una Zona Franca en el norte de Galicia, en el eje Coruña-Ferrol por dos motivos: ayudará a impulsar todavía más las exportaciones de la provincia (ya sólo por eso estaría justificada), y también impulsará el puerto exterior de Coruña y de Ferrol, pero bajo una única autoridad portuaria.

El avance exportador de la provincia de Coruña avala el futuro de los puertos exteriores de Coruña y Ferrol pero ambos puertos exteriores tendrán mucho más futuro y potencial si, por una lado, se unifica en una sola autoridad portuaria las actuales de Coruña y Ferrol, realizándose por tanto una gestión conjunta de los puertos de interés general del Golfo ártabro, (y el de San Ciprián), y por otro se crean dos nuevos parques logísticos configurados por una Zona Franca.

La nueva Zona Franca del norte de Galicia por tanto debería consistir en dos parques o centros logísticos en los puertos exteriores de Coruña y Ferrol.

La comarca de La Coruña se ha convertido en las últimas dos décadas en el indiscutible motor económico de Galicia. En los 9 municipios de su comarca se genera casi el 50% de lo que facturan las empresas gallegas, (18,2% en la comarca de Vigo), el 20,5% del pib de Galicia (17% en Vigo), y ha convertido a la provincia en la 4ª provincia más exportadora de España.

La nueva Zona Franca gallega podría imitar la de Vigo, que ha funcionado magníficamente desde 1947. La ZF de Vigo cuenta con 3 elementos: una empresa de capital-riesgo (en Vigo se llama Vigo Activo), la ayuda a los emprendedores a través de los Centros de Iniciativas Empresariales y colaborando con la universidad de Coruña y el tercer elemento es una institución de información económica para la toma de decisiones (se puede utilizar la ya existente en Vigo, ARDAN, no hace falta crear algo nuevo).

El gran problema de Galicia es su pérdida de peso poblacional y económico, problema que no es gallego sino de todo el noroeste español. Económicamente Galicia avanza y su renta per-cápita más, pero este último registro lo mejora el estancamiento poblacional. Galicia necesita aumentar el número de empresas y ganar tamaño en las existentes, crear más riqueza y empleo y fijar más población. ¿Por qué no potenciar al máximo una comarca que ya es líder en lo económico con la sede de la mejor empresa de España y su gran futuro que es su puerto exterior? ¿Y por qué no trabajar en clave de región urbana Coruña-Ferrol?

De esta manera nuestros hijos no se tendrán que ir a buscar trabajo fuera de Galicia.

Carlos Sánchez-Tembleque Ponte

Profesor Escuela de Finanzas.

 

Volver