Andrés Precedo Ledo

A Coruña supera a Vigo en la valoración de los cruceristas pero no alcanza la excelencia

$registro->{autor_nombre} A Coruña supera a Vigo en la valoración de los cruceristas pero no alcanza la excelencia Por Andrés Precedo Ledo

Sobre la necesidad de mejorar los aspectos crucerísticos, ahora en el que Coruña se ha consolidado, y se encuentra en una buen aposición nacional e internacional.

Hace unos días el principal diario de Vigo recogía una noticia que afirmaba que el puerto vigués aprobaba en la valoración de los cruceristas. Como es habitual nada decía de nuestra ciudad y por eso supuse que su valoración debía ser mejor porque de no ser así siempre lo resaltan. En eso la prensa viguesa y un diario coruñés siempre hacen lo mismo, aunque por diferentes razones. La verdad es que nuestra ciudad no tiene la buena prensa que merecia. El caso es que busqué la fuente que utilizaron y me puse a hacer un breve estudio de los puertos turísticos peninsulares.

Según la fuente Critic Cruise Reward, que clasifica los puertos de 0 a 5 según las valoraciones de los cruceristas y del personal de los buques que colabora, los resultados fueron estos.

1.- Cuatro puertos reciben la máxima puntuación, es decir 5 puntos, y los cuatro coinciden con las ciudades que destacaron en la renovación de su frente marítimo: Barcelona, Lisboa, Málaga y Cartagena. En todos la renovación portuaria y de los centros históricos jugaron un papel importante, principalmente en Cartagena, donde el teatro romano y los restos arqueológicos recuperados llamaron la atención de los cruceristas. Y con razón. En todos los casos la valoración incluyó como positivo la facilidad para el shopping, y las excursiones ofrecidas.

2.- En un segundo grupo hay otros cuatro puertos cuya valoración se sitúa entre 4.5 y 5: Bilbao, La Coruña, Palma de Mallorca y Porto. De ellos el puerto de la ciudad vasca es el que tiene mayor valoración, principalmente por el patrimonio arquitectónico (el Guggenheim), la oferta de tiendas, y la gastronomía (los pintxos).

3.-Otros tres (no miré los canarios) completan los puertos que son escala de cruceros y tienen valoración insuficiente en número de respuestas: Vigo, Cádiz y Alicante. La ciudad levantina es la peor valorada con un 3, Cádiz con un 3.5 tampoco alcanza el aprobado y, finalmente, Vigo que llega justo al aprobado.

En el caso coruñés, las valoraciones más positivas, además de la gastronomía, van para la Dársena, María Pita, la Ciudad Vieja, el Museo de Bellas Artes y la Torre de Hércules. También se valora bien el paseo marítimo y las playas, así como la excursión por Betanzos y As Mariñas. La ciudad la ven limpia y segura. ¿Entonces que ven mal para no puntuarla más? Dos cosas: las pintadas de la Ciudad Vieja y del centro que “ensucian todas las paredes” y el encontrase los comercios del centro cerrados lo cual es un factor negativo para el shopping. Bien sea por la hora de apertura o por ser festivo, el caso es que este déficit es una constante y habría que buscar alguna solución, porque dicen que la oferta es atractiva pero suele estar cerrada. En otras ciudades la facilidad de compras la valoran muy positivamente ¿cómo hacen para lograrlo? .Frente a esto la imagen de un centro comercial cerrado justo en la entrada a la ciudad (Palexco) no ayuda nada.

Una comparación más: si sumamos el porcentaje de valoraciones que califican a la ciudad como excelente o muy buena, nos encontramos, que de las ciudades gallegas A Coruña es la que más suma: el 68,2% de las valoraciones, mientras Vigo llega solo al 53,7%. Por el contrario, la ciudad olivica suma el 15.7% de las opiniones negativas, mientras que nuestra ciudad baja al 5.6% (pintadas y comercio). Era cierto lo que decía el diario vigués: Vigo aprueba, lo que no decía era que A Coruña se acercaba al sobresaliente. Pero no debemos conformarnos con esto, porque por ejemplo, Bilbao sumaba en opiniones favorables (excelentes o muy buenas) el 75.3 %., siendo las de excelencia el doble que en A Coruña. En resumen A Coruña es el puerto gallego mejor valorado pero aún le queda recorrido para alcanzar la excelencia. El camino no es difícil pero hay que mejorar la gestión turística de la ciudad. A lo mejor basta con mirar como lo hacen los que ya están en la excelencia. Estamos ante una oportunidad que no debemos desaprovechar.

 

Volver